En Sintar te ayudamos a cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos

Toda empresa recoge datos personales de sus clientes, y es preciso que esos datos sean tratados con el máximo cuidado. Más aún, los datos que se recogen de manera online, y que muchas veces la persona no está dándose cuenta que está facilitando información muy personal que podría utilizarse con fines distintos a los que en origen se le había dicho.   Partiendo de esa premisa, en 1999 nace la Ley Orgánica de Protección de Datos (L.O.P.D.) gracias a la cual todo ciudadano tiene derecho a proteger sus datos y que las empresas se comprometan a hacer un buen uso de los mismos.
Esta Ley se complementa con el Reglamento General de Protección de Datos: el próximo 25 de mayo de 2018, todas las empresas y autónomos estarán obligados a adaptarla, y en Sintar te ayudamos a hacerlo.

Toda empresa, ya sea un autónomo o una sociedad, están obligados a cumplir con la L.O.P.D. siempre que recojan datos de carácter personal.
Esta Ley divide estos datos en tres niveles:

  • Básico. En este nivel se incluyen datos tales como el nombre, los apellidos, la dirección, teléfono, imagen o firma, además del número de DNI, de la Seguridad Social, de la cuenta bancaria, la tarjeta de crédito o la matrícula de su coche.
  • Medio. El nivel medio incluye todos los datos acerca de posibles infracciones, tanto administrativas o penales, que haya realizado la persona. Así mismo, están los datos de la solvencia, el crédito, datos tributarios, de prestación servicios financieros, e incluso los de la Seguridad Social. Los legisladores también han incluido en este apartado los referentes a la personalidad o comportamiento, como son los gustos, las costumbres o las aficiones.
  • Alto. Los datos personales con mayor protección son aquellos que hacen referencia a la salud de las personas, su ideología y creencias, la religión, su vida sexual o si han sido víctimas de violencia de género.

¿Cómo debe trabajar mi empresa para cumplir con la L.O.P.D.?

Los responsables de las empresas, ya sean autónomos administradores o con actividad empresarial con o sin personal a cargo, así como los gestores de las sociedades, deben cumplir con esta Ley. Entre sus deberes, se encuentran:

  • La inscripción de ficheros en el Registro General de Protección de Datos.
  • Asegurarse que los datos recogidos sean adecuados y veraces, es decir, velar por su calidad.
  • Garantizar el secreto y la seguridad de los datos.
  • Informar y recibir el consentimiento a la hora de recoger datos personales.
  • Facilitar el derecho de acceso, de rectificación, cancelación y oposición a los ciudadanos que hayan facilitado datos.

¿Y si no cumplo con la L.O.P.D.?

Los ciudadanos cada vez están mejor informados acerca de sus derechos en materia de protección de datos de carácter personal, por lo que las empresas que no estén al corriente de sus obligaciones a la hora de recoger este tipo de información, tendrán problemas a la hora de realizar negocios con esas personas.
Además, el incumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos también puede suponer un coste para las empresas a través de las sanciones económicas que están señaladas: leves (multas de 900 a 40.000 euros), graves (multas de 40.001 a 300.000 euros) o muy graves (multas de 300.001 a 600.000 euros).
En Sintar te ayudamos a cumplir con esta Ley y a realizar la mejor gestión documental. Contacta con nosotros si deseas más información sobre ello.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *